Menu

Grafología | Letra M

La letra M está formada por tres arcos o hampas, (recordemos que denominamos hampas a los trazos plenos que ascienden desde la zona media en las letras). Según la caligrafía tradicional es ejecutada por tres arcos. Cada uno de estos tres arcos simbolizan lo siguiente: el primero nuestro Yo profundo, el segundo: los “otros cercanos”  o nuestro entorno familiar, y el tercero el triunfo o la importancia dentro del ambiente social en el que nos movemos.

Hay una curiosa discusión entre hacer la “m” en arcos o en guirnalda (cuando se escribe como una “u”). La “m” en arcos ya que veo que expresa mejor lo que una persona siente respecto a su familia, su yo y la sociedad, la “m” en forma de guirnalda la veo como demasiada adaptabilidad y necesidad de caer bien a los demás. Desde el momento que somos “demasiado adaptables” también somos manipulables por los demás.

Cuando la “m” minúscula forma arcadas, representa la frialdad de la persona, el distanciamiento que mantiene, y su autosificiencia.

Cuando la “m” minúscula es angulosa, significa que la persona es intransigente, agresiva, susceptible, solitaria, firme en sus convicciones.

Cuando la “m” minúscula es sinuosa, significa que la persona es muy diplomática, conciliadora, flexible, saber estar, permisiva, transigente.

Cuando la “m” minúscula es como una “u”, significa que es ingenua, crédula, afable y sociable.

Cuando la “M” mayúscula es como una “u”, significa que es una persona muy adaptable, camaleónica, buenos sentimientos, práctica, sencilla.

Cuando la “M” mayúscula es perfecta, sin artilugios y adornos, significa que es una persona nada egoísta.

Cuando la “M” mayúscula tiene una espiral regresiva en el trazo inicial, denota superioridad, presunción, aires de grandeza, vanidad.

Cuando la “M” mayúscula tiene una espiral regresiva en los trazos iniciales y finales, es símbolo de ostentación, vanidad, ostentación, egoísmo, aíslamiento, tonto, memez, estupidez.

Cuando la “M” mayúscula tiene una espiral regresiva en el trazo final, define a una persona sumamente egoísta.

Cuando la “M” mayúscula tachada por la zona central, define a una persona insegura, dudosa, vacilante, indecisa.

Cuando la “M” mayúscula en degradé, representa a un persona con complejo de superioridad, engreída, soberbio, orgulloso.

Cuando la “M” mayúscula cuyo trazo inicial es envolvente desde la zona inferior, significa que es materialista, vanidosa, y puede que muy apegada a la madre.

Cuando la “M” mayúscula con trazo central dominante, significa que se trata de una persona completamente dependiente de la familia.

AÑADIR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *