Menu

Tabacomancia

Cigar factory quality control worker holds up the perfect puro (cigar).

El arte de adivinar a través de la interpretación o lectura de la ceniza del tabaco, se denomina “tabacomancia”. El tabaco, ha tenido una aplicación muy diversa incluso ha sido utilizado en el campo de la magia y la adivinación.

El Tabaco es uno de los métodos de adivinación más antiguo y conocido. Constituye una técnica totalmente diferente a otras, ya que el humo y las cenizas hablan de nuestro pasado, presente y futuro.

Los antiguos creían que el humo tenía propiedades mágicas. Es fácil comprender la especial veneración que el hombre primitivo tenía por el fuego. El fuego era fuente de calor, de iluminación, mantenía alejadas a las bestias. Cuando el fuego se extinguía, el humo seguía proporcionando calor, y dibujaba a menudo extrañas figuras, que comenzaron a despertar su curiosidad.

Hoy los métodos han cambiado, pero el interés por la adivinación persiste, y la lectura del tabaco, es una interpretación moderna de aquella antigua mancia. Estamos hablando de la tabacomancia, método de adivinación por medio de un puro, o cigarrillo.

Si bien las técnicas varían entre método y método, hay puntos similares en casi todas las mancias. Todas las tácticas de adivinación requieren de un ritual previo que debe ser preparado con cuidado, paciencia y concentración, virtudes imprescindibles para abrir el cerrojo del enigmático mundo que envuelve las posibilidades del futuro. Tanto el consultante como el lector, deben estar concentrados en el ritual.

Para realizar una adivinación con tabaco, debemos comenzar por saber que los ingredientes que no pueden faltar en una ‘fumada’ de amor son: el nombre de tú ser amado y un buen tabaco;  no se interpreta solo las cenizas, también la cerilla y el humo se interpretan para saber el futuro en el amor. Debes tener en cuenta que los martes y los viernes son los días de la semana más indicados para realizar la lectura.

Antes de iniciar este ritual  y saber el destino de tu corazón y debes conocer el nombre completo y la fecha de nacimiento de la persona interesada. Luego enciende el tabaco y espera a que se queme un poco, para hacer la lectura existen varias opciones: puedes fumarlo tú o pedirle a la persona interesada que lo fume, en algunos casos se utiliza un succionador, para no perjudicar la salud y evitar  vómitos o mareos.

A medida que se fuma el tabaco, la cerilla toma formas y colores determinados que pueden ser blancos o negros. El humo también produce tonalidades distintas y así, la intérprete podrá determinar como te va en el amor y que te depara para el futuro.

AÑADIR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *