Menu

Sales bioquímicas y la astrología

En el cuerpo se encuentran presentes en pequeñas cantidades doce tipos de sales. Se gastan constantemente y se restablecen a continuación mediante los alimentos.

Cada una de estas sales tiene su misión y es vital para nuestro bienestar, incluso si necesitamos tan sólo ligeros vestigios de las mismas. Algunos tipos zodiacales necesitan más cantidad de unas sales porque las gastan rápidamente o porque no les es posible asimilarlas de los alimentos. Estas son las sales y los signos zodiacales tradicionales con los que están asociadas:

sales_bioquimicas

Aries-Kalium phosphoricum ( fosfato de potasio ) : Facilita la nutrición muscular y del tejido nervioso. Muy utilizada en el tratamiento del stress (físico, psíquico y emocional), ya que aries rige la cabeza ayuda también en desórdenes mentales, insomnio, irritabilidad, histeria y dolores de cabeza, cura los estados depresivos psíquicos y corporales, hipocondría, histeria, neurastenias, calambres, además se usa en casos de parálisis, estados pútridos, hemorragias septicas, escorbuto, tifo, atrofia muscular progresiva, ulcera de estomago.

Tauro-Natrum sulphuricum (sulfato sódico) : La sal desintoxicadora y excretora. Expulsa los líquidos excedentes del cuerpo que dan lugar a edemas y retención de liquidos . Reduce la cantidad de agua que absorbe el intestino grueso , y actúa como un purificador y desintoxicador indirecto, actuando en la piel, los riñones, hígado, vesícula biliar y páncreas.

Geminis-Kalium muriatikum (cloruro de potasio): Beneficia a los globulos sanguineos. Ayuda también a mantener la forma de las células. Su déficit produce catarro, congestión bronquial, reumatismo articular, así como graves problemas en la musculatura estriada y lisa, interviene en los procesos de asimilación. Su carencia puede provocar desnutrición, pérdida de peso y dificultades en la asimilación intelectual y en el proceso de aprendizaje.

Cáncer-Calcarea fluórica (fluoruro de calcio): Beneficia a los huesos y dentina así como a la secreción de líquidos, por ejemplo: la leche materna, por las glándulas mamarias; así como la protección de los órganos, membranas serosas, pericardio, meninges, peritoneo, pleura, etc. Esta sal se encuentra también en la epidermis, fibras elásticas del tejido conjuntivo y vascular. Sin ella puede haber prolapsos, várices, trastornos cardíacos vasculares valvulares, hernias, hemorroides, cataratas… procesos de relajamiento crónico de estas fibras. Esta sal esta relacionada con una de las meninges, la aracnoide, que está constituida básicamente por ella y tiene como función proporcionar elasticidad mental.

Leo-Magnesium fosforicum (fosfato de magnesio): Actúa sobre los nervios motores, constituyente de nervios periféricos, músculo estriado y especialmente cardíaco. Su ausencia produce contracciones musculares, calambres, espasmos, convulsiones, tetania, epilepsia, retención espasmódica de orina, Parkinson y otros problemas neuromusculares, quita los dolores de cabeza, cara, muelas y extremidades, cura los calambres de estomago, dolores de abdomen, espasmos de la glotis, tos convulsiva, trismo, calambres de la pantorrilla, hipo, tétanos, retención de orina por espasmo vesical.

Virgo-Kalium Sulphuricum (sulfato de potasio): Piel, epidermis, celulas epitetiales. Con esta sal las células se mantienen activas por más tiempo y se forman nuevas, a medida que se necesitan, relacionada con el intestino delgado actuando como depuradora de toxinas localizadas en él, además de estar involucrada en la selectividad y discriminación de sustancias beneficiosas para el organismo, ,cura los catarros de las vías respiratorias de la conjuntiva ocular, de la mucosa nasal cuando la secreción es del tipo enunciado , también se emplea en catarro del estomago, cuando la lengua esté saburral y cubierta de una capa mucosa color amarillo como en catarros de oído medio.

Libra-Natrium phosphoricum (fosfato sódico): Mucosas. Se emplea en aquellas enfermedades que son producidas por un exceso de ácido láctico como sucede en las enfermedades de los niños que han sido sobre alimentados con leche y azúcar presentando una gran cantidad de ácidos, teniendo como síntomas / flatulencia ácida, vómitos de masas ácidas, diarreas amarillo verdosas, dolores de vientre y calambres con acidez.

Escorpion-Calcarea sulphurica (sulfato de calcio): Huesos, se asocia con los procesos de desintoxicación a través de los mecanismos de eliminación. Esta sal también protege las superficies corporales que están en contacto con líquidos: mucosa estomacal, superficie interna de los párpados, encías, córnea, intestino, colon, venas, vejiga, uretra, etc. De algún modo impide que el organismo se destruya a sí mismo; por lo cual su déficit, tiende a formar llagas, perforaciones y ulceraciones en estas superficies.

Sagitario-Silícea (silicio): Función de constructor celular siendo de importancia para el desarrollo, crecimiento y evolución de muchos tejidos como el óseo, ganglionar y nervioso. Por lo cual su administracion es imprescindible para niños con crecimiento lento, delgados, no por falta de alimentación, sino de asimilación, indicado para personas de lenta convalecencia y recuperación de las enfermedades en general, padecimientos acompañados de formación de pus, (los provoca) siempre que se forme en una parte inflamada del tejido conjuntivo o la piel. Fortalece tendones, cartílagos y huesos, uñas, piel y cabello. Eficaz para orzuelos, forúnculos, abscesos.

Capricornio-Calcarea phosphorica (fosfato de calcio): Se usa en estados anémicos y como reconstituyente de los tejidos después de procesos agudos, utilizándose en el raquitismo y craniotabes o en los casos de demora en la osificación de los huesos del cráneo ,cuando las fontanelas quedan abiertas durante mucho tiempo. Acelera la formación del cayo óseo después de la fracturas y la dentición, calambres y dolores producidos por anemia, que va acompañados por prurito, sordera y sensación de frío, reuma, artritis, raquitismo, encorvamiento de la columna vertebral; su falta también puede ocasionar trastornos en los riñones formando piedras o enfermedades de la piel. Otro síntoma es cansancio, afecciones dentales, digestiones difíciles y sabañones.

Acuario-Natrum Muriaticum-Cloruro de sodio (sal común): Resfriados, sequedad de la piel y de las membranas mucosas, restaura el equilibrio del contenido de agua en el cuerpo, reduce la exudación mucosa alcalina del epitelio hasta sus valores normales. Interviene en todas las células del organismo, a través del proceso de ósmosis, por el cual existe un intercambio de sustancias entre e interior y el exterior de las células; este proceso es fundamental para la nutrición celular y para el mantenimiento del equilibrio global del organismo. Alivia los eccemas, catarros, las insolaciones, cara hinchada, edematosa, decaimiento, cansancio, escalofríos, extremidades heladas, sensación de frio a lo largo de la columna vertebral, anemia, anorexia, pérdida de peso, cefaleas, hormigueo y entumecimiento de las extremidades, mucha sed, apetencia por lo salado, así como erupciones, sequedad y quemaduras en la piel.

Piscis-Ferrum phosphoricum (fosfato ferreo): Anemias, catarros, elimina tóxicos por la piel, oxigena la sangre, para la elasticidad de los vasos sanguíneos, las arterias, para los dolores de garganta, la tos, fiebres y las inflamaciones, equilibra la circulación, hace bajar la fiebre, inflamaciones y lesiones. Esta sal se combina bien con muchas de las demás sales.

AÑADIR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *