Menu

La numerologia china

En la cultura China, se cree que ciertos números son de buena suerte (o de mala suerte) según la similitud entre el sonido del número y de alguna otra palabra.

Ciertos números evocan de tal forma la buena fortuna que la gente paga sumas astronómicas para poder obtener ciertas combinaciones en las placas de sus vehículos, en sus números telefónicos o, incluso, para tener una “buena” dirección postal.

Tenemos que medir los significados del número, de manera única e innovadora con el fin de capturar la magia que poseen.

Dado que hay cientos de dialectos en la lengua china, el factor de la suerte varía según la zona donde te encuentres, pero siempre se aplican las mismas reglas en lo concerniente a las creencias. Entre los números de buena suerte se incluyen estos:

Número 3

Se pronuncia “san” y suena como la palabra vida; por eso, siempre es un número de buena suerte.

Número 6

El sonido de este número es “liu”, lo mismo que la palabra suave. Se considera de buena suerte pues presagia un desarrollo suave del futuro, tanto en la vida personal como en los negocios. En muchos escaparates y negocios de China se ve un 666 de la buena suerte, lo cual puede resultar chocante a quienes creen en la Bestia y le tienen fobia a este número (por si acaso, se llama hexakosioihexekontahexafobia).

Número 8

Se pronuncia “ba” y es el número más afortunado de todos, pues tanto en mandarín como en cantones tiene un sonido similar a la palabra riqueza o fortuna. Este es el número que los chinos usan para fomentar la prosperidad. El Banco de China siempre escoge los octavos pisos de sus edificios para poner allí sus oficinas. El rascacielos más alto de China, la torre Jin Mao, tiene ochenta y ocho pisos. Los habitantes de Hong Kong que hablan cantones le tienen un cariño especial al número ocho, y en muchos restaurantes de la isla se encuentran menús del día a ochenta y ocho dólares.

Número 9

Se pronuncia “jiu” y suena como la palabra duradero. Es de buena suerte este número, pues representa la longevidad en cualquier aspecto de la vida.

Número 4

El cuatro es un número temido en toda Asia, pues suena como la palabra muerte en muchas lenguas asiáticas. Las compañías que producen aparatos electrónicos tales como teléfonos celulares prefieren no mencionar el cuatro al enumerar sus líneas de producto, y en muchos edificios no hay piso cuarto. Para los cantoneses, el catorce es aún peor, pues la pronunciación “sap sei” es peligrosamente parecida a “sat sei”, que significa “muerte segura”

AÑADIR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *