Menu

Ritual y meditación para tu protección general

La meditación y la disciplina mental pueden camtbiar el modo de trabajar del cerebro. A los monjes budistas la meditación les permite alcanzar niveles de consciencia inusuales gracias a la creación de conexiones neuronales que no existen en los individuos que no suelen realizan prácticas contemplativas.

Para practicar el ritual de protección general, siéntate cómodamente o acuéstate descalza y con ropa ligera y sin zapatos. Respira profundamente durante un par de minutos. Inspira profundamente y, mientras exhalas, visualiza un círculo de energía en forma de luz blanca sobre tu cabeza.

Percibe cómo esta energía se mueve en sentido de las agujas del reloj mientras va descendiendo por tu cuerpo. Este círculo de luz blanca adopta ahora la forma de un embudo y parece como un sacacorchos mientras desciende lentamente por tu cuerpo.

Observa cómo ciertos fragmentos de energía negativa son expulsados de tu aura mientras la luz blanca continúa con su descenso por todo tu cuerpo hasta llegar a los pies. Ahora percibe una banda dorada de energía ascendiendo desde tus pies hacia la cabeza. Mientras ésta asciende, verás como deja una fina coraza alrededor de tu aura que te protegerá y que tan sólo dejará pasar la energía positiva hacia tu alma.

Permanece cinco minutos con esta última visualización. Ahora haz unas pocas respiraciones profundas y relájate. Este hechizo de magia blanca para la protección de tu aura es muy efectivo y puedes realizarlo cada día. Si no fuera posible hacerlo diariamente, para conseguir la protección deseada deberás realizarlo, al menos, dos veces a la semana.

AÑADIR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *